In Pastoral

Evangelio Mateo 21, 1-11. “ mira a tu rey que está llegando: humilde, cabalgando una borrica y un pollino”.

Al llegar cerca de Jerusalén, entraron en Betfagé, junto al monte de los Olivos. Entonces Jesús envió a dos discípulos encargándoles: —Id a la aldea de enfrente y enseguida encontraréis una borrica atada y un pollino junto a ella. Soltadla y traédmela. Si alguien os dice algo, le diréis que el Señor los necesita. Y enseguida los devolverá. Esto sucedió para que se cumpliera lo anunciado por el profeta: Decid a la ciudad de Sión: mira a tu rey que está llegando: humilde, cabalgando una borrica y un pollino, hijo de acémila. Fueron los discípulos y, siguiendo las instrucciones de Jesús, le llevaron la borrica y el pollino. Echaron los mantos sobre ellos y el Señor se montó. Una gran muchedumbre alfombraba con sus mantos el camino. Otros cortaban ramas de árbol y alfombraban con ellas el camino. La multitud, delante y detrás de él, aclamaba: —¡Hosana al Hijo de David! Bendito el que viene en nombre del Señor. ¡Hosana al Altísimo! Cuando entró en Jerusalén, toda la población conmovida preguntaba: —¿Quién es éste? Y la multitud contestaba: —Es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea.

Palabra de Dios. 🙏🏼

Rezamos con esta frase del Papa Francisco: “Jesús sabe que para lograr el verdadero triunfo debe dejar espacio a Dios” Papa Francisco. Quiero dejar hoy, en mí, espacio para tí, que eres AMOR.

 

Recommended Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No es legible? Cambiar el texto. captcha txt

Start typing and press Enter to search